Recursos
Sep 19, 2022

Publicidad Programática vs Publicidad en medios tradicionales

Te contamos que es la programática y porqué debes incluirla en tus campañas digitales.

Publicidad Programática vs Publicidad en medios tradicionales

Qué es la programática?

La publicidad tradicional es aquella que incluye los canales offline, es decir, la que llega a la audiencia desde medios como la prensa, los canales de TV, radios, entre otros. Tiene un alcance muy alto pero publicar anuncios en estos medios es un proceso de venta largo que requiere una gran inversión y es complicado poder medir exactamente a las audiencias alcanzadas.

En cambio, la publicidad programática, es un proceso automático llevado a cabo a través de la inteligencia artificial y el machine learning para comprar espacios publicitarios en tiempo real para llegar a audiencias afines. De esta forma, evitamos tener que pasar por negociaciones humanas y precios preestablecidos. Esto nos permite dirigirnos únicamente a aquellos usuarios que realmente estén interesados en nuestra oferta.

Respecto a la diferencia entre Publiciad Tradicional y Programática, no podemos afirmar que una es  mejor que la otra, pero lo que sí podemos decir es que la ventaja principal de la publicidad programática es que se puede medir. Qué significa esto? Significa que podemos tener resultados claros en base a métricas precisas para saber qué tan bien funcionan nuestras campañas y nuestros anuncios. Estas métricas nos permiten obtener información sobre cómo optimizar nuestras campañas publicitarias, para que nuestra inversión en publicidad sea mucho más rentable llegando exactamente a los segmentos que queremos llegar.

La publicidad programática es data-based es decir que podemos acceder a mucha data e información  tanto sobre el rendimiento de nuestras campañas cómo de nuestros usuarios. Asimismo, con esta información que tenemos se nos hará más sencillo interactuar con nuestros clientes ya que sabremos cómo optimizar nuestras campañas para mostrar nuestros anuncios en determinados días, horarios y ubicaciones, por ejemplo.

En cambio medir el rendimiento de la publicidad tradicional  es algo mucho más complicado. Podrían hacerse estimaciones y podríamos saber que ciertos clientes consumen nuestra marca gracias a tal publicidad, pero jamás podríamos tener números tan concretos como los que tenemos a través de la publicidad digital. La segmentación también se vuelve un poco más difícil, aunque puede hacerse eligiendo cautelosamente a través de qué medios tradicionales hacemos publicidad.

La publicidad tradicional nos permite llegar a segmentos que tradicionalmente están alejados como el mundo digital, como por ejemplo los adultos mayores. Además, nos permite llevar a cabo campañas mucho más impactantes con numerosos estímulos para atraer clientes. Por último, la publicidad tradicional también nos permite masividad: radio, diarios y televisión siguen siendo medios consumidos por gran parte de la sociedad y la publicidad en la vía pública también permite la visualización de mucha gente.

En términos medios y a mismo alcance, la publicidad digital requiere menor inversión. Si hablamos de canales tradicionales de comunicación digital, los costos asociados para llegar a un usuario (por ejemplo, un costo por clic o por conversión) son considerablemente más baratos que en publicidad tradicional. Y si a esto le sumamos la posibilidad de medir el rendimiento de nuestra inversión, obtenemos información clara y concisa sobre el rendimiento de nuestra estrategia.

Fuente: Inboundcycle - CHET